Primer Episodio

  • LLegada a Rio 30 de marzo y con la disertación a cuestas. Dos semanas para escribirlo todo y defenderlo.
  • 15 de abril, slides hechos, slides que terminaron quebrandome la cabeza, pue los slides mostraban una mejor organización de la disertación que el propio texto de la disertación. Asi mi mente se lleno de inseguridad a 4 días de defender.
  • 19 de abril, todo bien, todo sano, me convertí en master. Claro que nadie sabe que ese ultimo fin de semana me la pase luchando con mi misma, grabándome con el celular y reconociéndome: así soy? así hablo? así explico?. Aún siento lo que sentí después de defender, quedé toda ida, fuera de mi, lloré por un momento por lo logrado, pero creo que llore más porque no sabia que hacer con mi título de maestra.
  • Comencé bien tarde el primer semestre de doctorado. Me di cuenta que el miedo me hacia dar prioridad a lo que más temía. Por ejemplo, dí prioridad al profesor que me había desaprobado una materia en el primer año de mi maestría, y por eso casi pierdo la beca. Es mas tuve que trabajar. A ese curso le dedique tanto como fuera posible para demostrar que él estuvo equivocado. No se si era necesario, pero el miedo así funciona.
  • El otro curso, visualización de datos, un curso en el que no tenía futuro y de la nada encontró su futuro. Visualizar fue la cosa mas difícil de ver para mi, pues poco sabia de 1 o 2 dimensiones.  Todos mis avances del semestre eran rechazados con un reverendo NO. Al final no desistí, fui hasta el fondo para ver que se podía hacer, y con lo poco conseguí hacer algo, una “contribución” como dijo el profesor. Eso si que me hizo sentir muy feliz. Lamentablemente al final del semestre el cansancio apareció de por si, y por el otro lado, el profesor ya se había hecho muchas expectativas conmigo. Nuestro paper salio ahí nomas, no fue aceptado, aunque yo aún le tenga fe.
  • Lo mejor de este semestre? mi propuesta de tesis de doctorado. Cómo creció, cuanto se conversó, cuanto se escribió, cuantos recursos se crearon y como mi imaginación voló. Esa semana intensa antes de enviar mi propuesta Google Research fue la mas cansada y gratificante con mi orientador. Podría decir tantas cosas de él, pero se resume a ser la persona que parece que entiende lo que quiero lograr, y coloca los desafios necesarios para que esto se haga realidad.
  • Terminó este primer episodio del doctorado, 5 papers, solo Dios sabe como les irá, pero yo di mi todo. Tengo menos miedo de todo esto, ahora seguro que vendrán otros miedos.